Ejercicios para tranquilizar la mente

Ejercicios contra la ansiedad

Existen varias técnicas de respiración profunda que puedes probar. La respiración diafragmática, también conocida como respiración abdominal, se centra en relajar el diafragma, el músculo principal de la respiración. Empieza por respirar profundamente por la nariz contando lentamente hasta seis, asegurándote de que puedes sentir cómo se eleva el estómago con la mano a medida que se llena de aire. Vuelve a contar hasta seis mientras dejas escapar lentamente el aliento.

Mantente en el momento, dice Santas, concentrándote en los sonidos y sensaciones de tu respiración: “Dirige todos tus sentidos a seguir la trayectoria del aire que entra por la nariz, baja por la garganta, llega a los pulmones y vuelve a salir. Si tu mente divaga, tráela de vuelta a tu respiración, sucediendo en el aquí y ahora”.

La meditación es un método centenario para calmar el cuerpo y la mente. Los estudios demuestran que puede ayudar a los perfeccionistas a dejar de juzgarse a sí mismos y puede ayudar en el tratamiento del tabaquismo, el dolor, los trastornos adictivos y la depresión, entre otros.

Hay muchos recursos en Internet para ayudar a alguien a empezar a meditar. Davidson y sus colegas han creado una aplicación gratuita con base científica diseñada para ayudar a las personas a practicar la meditación y la atención plena.

¿Qué es la ansiedad de la regla 3 3 3?

Sigue la regla 3-3-3.

Mira a tu alrededor y nombra tres cosas que veas. A continuación, nombra tres sonidos que oigas. Por último, mueve tres partes del cuerpo: el tobillo, los dedos o el brazo.

¿Qué es un ejercicio de mente pacífica?

Inhala calma, exhala estrés

La respiración puede venir en tu ayuda. Inténtalo: Mientras inhalas, imagina que la calma invade cada célula de tu cuerpo, transportada por tu respiración. Al exhalar, visualiza que cada pizca de angustia que tienes sale de tu cuerpo y se evapora en el aire.

¿Qué alimentos ayudan a combatir la ansiedad?

Consume alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como los cereales integrales: por ejemplo, avena, quinoa, panes integrales y cereales integrales. Evite los alimentos que contengan hidratos de carbono simples, como los alimentos y bebidas azucarados. Bebe mucha agua. Incluso una deshidratación leve puede afectar a su estado de ánimo.

Cómo calmar el ataque de ansiedad

Todos nos enfrentamos a situaciones estresantes a lo largo de nuestra vida, desde pequeñas molestias como los atascos de tráfico hasta preocupaciones más serias, como la grave enfermedad de un ser querido. Sea cual sea la causa, el estrés inunda el cuerpo de hormonas. El corazón late con fuerza, la respiración se acelera y los músculos se tensan.

Esta llamada “respuesta al estrés” es una reacción normal a las situaciones amenazantes, perfeccionada en nuestra prehistoria para ayudarnos a sobrevivir a amenazas como el ataque de un animal o una inundación. Hoy en día, rara vez nos enfrentamos a estos peligros físicos, pero las situaciones desafiantes de la vida cotidiana pueden desencadenar la respuesta al estrés. No podemos evitar todas las fuentes de estrés en nuestras vidas, ni querríamos hacerlo. Pero podemos desarrollar formas más sanas de responder a ellas.

1. Concentración en la respiración. Esta técnica sencilla y poderosa consiste en respirar larga, lenta y profundamente (también conocida como respiración abdominal). Mientras respiras, desconectas suavemente tu mente de pensamientos y sensaciones que te distraen. La concentración en la respiración puede ser especialmente útil para las personas con trastornos alimentarios, ya que les ayuda a centrarse en su cuerpo de una forma más positiva. Sin embargo, esta técnica puede no ser adecuada para quienes tienen problemas de salud que dificultan la respiración, como dolencias respiratorias o insuficiencia cardiaca.

Actividades relajantes

Técnicas de relajación: Prueba estos pasos para reducir el estrésLas técnicas de relajación pueden reducir los síntomas del estrés y ayudarte a disfrutar de una mejor calidad de vida, sobre todo si padeces una enfermedad. Explore las técnicas de relajación que puede realizar usted mismo.Por el personal de Mayo Clinic

Las técnicas de relajación son una excelente manera de ayudar a controlar el estrés. La relajación no es sólo tranquilidad o disfrutar de un pasatiempo. Es un proceso que disminuye los efectos del estrés en la mente y el cuerpo. Las técnicas de relajación pueden ayudarte a afrontar el estrés cotidiano. Y estas técnicas pueden ayudar con el estrés a largo plazo o el estrés relacionado con diversos problemas de salud, como las enfermedades cardiacas y el dolor.

Tanto si su estrés está fuera de control como si ya lo tiene controlado, puede beneficiarse del aprendizaje de técnicas de relajación. Aprender técnicas básicas de relajación es fácil. Las técnicas de relajación suelen ser gratuitas o de bajo coste, entrañan poco riesgo y pueden realizarse prácticamente en cualquier lugar.

Cuando se enfrenta a muchas responsabilidades y tareas o a las exigencias de una enfermedad, puede que las técnicas de relajación no sean una prioridad en su vida. Pero eso significa que puede perderse los beneficios de la relajación para la salud.

Ejercicios para calmar la ansiedad

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y tras actualizaciones sustanciales. Más información.

Respirar es una necesidad de la vida que suele producirse sin pensar demasiado. Al inspirar, las células sanguíneas reciben oxígeno y liberan dióxido de carbono. El dióxido de carbono es un producto de desecho que se devuelve al cuerpo y se exhala.

La forma y el modo de inspirar dependen del tipo de ejercicio respiratorio que se utilice. Muchos ejercicios de respiración implican inspirar lentamente por la nariz y espirar por la boca, pero otros pueden indicarle que inspire y espire por la nariz.

La respiración nasal alterna (nadi shodhana) consiste en tapar una fosa nasal a la vez mientras se respira por la otra, alternando entre las fosas nasales siguiendo un patrón regular. Lo mejor es practicar este tipo de respiración para aliviar la ansiedad sentado, a fin de mantener la postura.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad